Bioconversión de residuos a través de algunas especies de insectos

El cambio climático que está sufriendo nuestro planeta nos plantea muchos retos para conseguir el objetivo de minimizarlo. Si bien los expertos dicen que llegados a este punto, el cambio climático ya no es reversible, sí proponen muchas medidas que de implantarse, paliarían los efectos más agresivos que la actividad humana provoca sobre el medio ambiente. Éstas son la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, promover políticas basadas en el desarrollo sostenible, eliminar el uso de plaguicidas y la reducción de residuos, entre otras muchas medidas.

Si centramos la vista en los residuos que la actividad humana genera, sabemos que ya existen muchas medidas que se aplican en este sentido, como minimizarlos o reciclarlos. Sin embargo, para algunos tipos de residuos no sería posible aplicar estas medidas, y es aquí donde nace una alternativa, consistente en la bioconversión de residuos utilizando insectos.

¿Qué es la bioconversión?

La bioconversión consiste en convertir residuos orgánicos que no tienen ningún valor, como restos de comida, desechos de cosechas, subproductos de procesamiento de alimentos, etc., en productos con un gran valor añadido.

Este procedimiento de conversión de residuos, entraría dentro de las políticas de economía circular que la Comisión Europea viene promoviendo desde 2015. Lo que la Unión Europea busca con la Estrategia de Economía circular es “cerrar el círculo” y se lleva a cabo manteniendo el valor del producto, los materiales y los recursos durante el mayor tiempo posible. Esto se consigue evitando que un producto se convierta en residuo, reutilizándolo o reciclándolo. En este caso se busca extraer el máximo valor y uso a los residuos, fomentando el ahorro energético y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y el vertido de residuos en el medio ambiente, que degradan ecosistemas marinos y terrestres.

Con esta nueva perspectiva, se produce un replanteamiento de los flujos de nutrientes y recursos: se abre paso a la autosuficiencia, a la vez que surgen nuevas oportunidades de negocio.

Negocio rentable y de futuro

Hace unas cuantas décadas, hubiera sido impensable utilizar como materia prima en una industria el residuo que provenía de otra. Pero como se ha indicado anteriormente, las necesidades del mundo actual son otras, y por tanto surgen nuevos escenarios y nuevas oportunidades.

Si un emprendedor se plantea implementar un negocio de conversión de residuos, se encontrará con ciertas ventajas que no se dan en otros ámbitos:

  • Fácil manejo: estos procedimientos son fáciles de llevar a cabo, ya que constan de etapas bien diferenciadas y aunque a día de hoy, debido a lo novedoso del negocio, no existen profesionales especializados, las tareas necesarias en el proceso son fáciles de aprender y de poner en práctica.
  • Respetuoso con el medio ambiente: es el pilar fundamental del negocio. Se transforman residuos que de otra manera su único fin sería contaminar algún hábitat del planeta, en nuevas materias primas que se utilizarán en otros procesos industriales.
  • Oportunidades de mercado reales: en la sociedad actual existe exceso de residuos y escasas formas de gestionarlos, por lo que es un mercado que todavía está por desarrollarse.
  • Negocio de rápido crecimiento: el rápido metabolismo de los insectos y su alta tasa de reproducción hace que la capacidad productiva del negocio crezca exponencialmente.
  • Materia prima barata: debido a la naturaleza de la materia prima que se utiliza los costes directos en este apartado serán mínimos.
  • Consumidores con mentalidad sostenible: aunque todavía no existe una oferta amplia y accesible a todos los consumidores, ya existe una parte de la sociedad que ha cambiado su mentalidad y sus hábitos de consumo en un sentido respetuoso con el medio ambiente, por lo que se encuentran aquí unos consumidores potenciales de los productos obtenidos en este negocio.
  • Mejor índice de conversión alimenticia: si se pretende obtener un producto que vaya destinado a fabricar alimentos para humanos o piensos para alimentación animal, este planteamiento es mucho más rentable y sostenible que la ganadería tradicional. Si comparamos la bioconversión con la ganadería tradicional, nos encontramos con que una explotación ganadera bovina al uso, produce 1 kg de proteína animal por cada 10 kg que se suministran, sin embargo en el caso de los insectos, esta tasa de conversión es 1/1, por cada kilo de proteína que se le suministra se obtiene un kilo de proteína. Por otro lado, se lleva mucho tiempo la necesidad de realizar un cambio en las explotaciones acuícolas. Desde 2014 el 50% del pescado que se consume en el mundo procede de piscifactorías, cuyos peces son alimentados con pienso fabricado a partir de harina de peces que proceden de la pesca tradicional, lo cual resulta insostenible. Fabricar pienso para peces a base de harina de insecto supone una excelente alternativa, ecológica y eficiente.

Granjas de insectos

Granjas de insectos

Más sobre granjas

Insectos para la bioconversión de residuos

Si bien la conversión de residuos en otros productos ya se había planteado y, en muchas ocasiones, llevado a cabo con buenos resultados, utilizar insectos como herramienta para conseguirlo supone un nuevo escenario.

Las partes del proceso de bioconversión mediante insectos es bastante clara y sencilla: se suministra a los insectos un tipo de residuo que les sirve como alimento, y éstos al metabolizarlo lo convierten en productos con un alto valor añadido, que además pueden ser de diversos tipos: biomasa para la fabricación de alimentos y pienso animal, biocombustibles, lubricantes, productos farmacéuticos, colorantes, materia orgánica, etc.

Pese a tener un esquema claro del proceso, llevarlo a cabo puede resultar bastante complejo, pues se han de tener en cuenta muchos factores a la vez, como es el tipo de residuo que queremos convertir, decidir la especie de insecto idónea que se va a utilizar para tal fin, y lo cual condiciona el producto final que se va a obtener.

Un paso más allá en la bioconversión

Ya existen empresas europeas y asiáticas que han desarrollado este tipo de negocio con gran éxito y obteniendo excelentes resultados en cuanto a producción y calidad de producto. Por este motivo, ya se están llevando a cabo nuevos ensayos que pretenden ir un paso más allá y optimizar estos procedimientos de conversión de residuos.

Se sabe que los insectos han llegado a ser un grupo tan numeroso de animales y han conseguido colonizar todos los medios terrestres, por diversos motivos que los hacen únicos, pero principalmente por su adaptación a la alimentación. Por eso los humanos los clasificamos en insectos chupadores o defoliadores, entre otros. Es una clasificación basada en su modo de alimentarse y que se refleja en la variabilidad de aparato bucal que tienen.

Como una consecuencia inmediata a esta adaptación, ya hay estudios que demuestran que existen especies de insectos que cuentan con atributos específicos que los hacen especialmente adecuados como bioconvertidores de un tipo de residuo concreto. Aquí intervienen varios aspectos, como son su propia genética, los rasgos funcionales del insecto, la morfología o el ciclo biológico del insecto, que se traducirá en una mayor producción de producto transformado del tipo que sea, utilizando el insecto óptimo. Por otro lado, también intervendrán factores de tipo abiótico del residuo, como pueden ser la humedad o el contenido de nutrientes o fenoles que contenga.

Los estudios científicos que ya han realizado, muestran que por ejemplo, si el residuo que tenemos son mazorcas de maíz, el insecto óptimo para degradarlo y obtener biofuel sería la mosca soldado negra. Sin embargo, si lo que tenemos son restos vegetales de un cultivo de col podemos obtener una óptima producción de biomasa utilizando el gusano de la harina.

Productos para bioconvertir

Como ya se ha indicado anteriormente, cada especie de insecto resulta idónea para degradar un tipo de residuo y obtener, por tanto, determinado tipo de producto.

  • BIODIESEL: en este caso lo que se pretende obtener son precursores de biodiesel, consistentes en grasas y aceites. La metodología de producción de biodiesel sería similar a su producción con otras fuentes de grasas. Se ha de tener en cuenta en este sentido, que el porcentaje de grasa es variable en los insectos, dependiendo de la especie que se trate, el alimento que se le suministre y la etapa en la que se encuentre. Los ensayos con mosca soldado negra arrojan muy buenos resultados.
  • HARINAS: las harinas obtenidas a partir de insectos serán destinadas a fabricar alimentos para humanos y para fabricar piensos para animales. Ya hay estudios que demuestran que este tipo de harina sería beneficiosa en animales de granja como cerdos, aves y peces, pero no serían aptos para rumiantes.
  • FERTILIZATES: en la obtención de abono orgánico para cultivos, prima el contenido de materia prima y el análisis NPK del excremento. Además supone una gran ventaja frente a otro tipo de guanos el hecho de que éste sea seco y que presente un pH inocuo para las plantas, lo cual facilita su aplicación. Los mejores resultados se han obtenido con gusanos de la harina también conocido como Tenebrio molitor.

Regulación

Cabe destacar que dependiendo de los productos que se vayan a obtener habrá que tenerse en cuenta determinada normativa.

En el caso de la fabricación de fertilizantes para cultivos y aquellos casos en los que el interés de la bioconversión sea únicamente ecológico, no encontramos restricciones en cuanto a los residuos que servirán como alimento a los insectos. Únicamente habría que tener en cuenta los aspectos específicos para optimizar la conversión que se han detallado anteriormente.

Sin embargo, en el caso de la producción de biomasa animal, encontramos marco legal muy limitante. En Europa, ya se han dado algunos pasos en referencia a la inclusión de los insectos en la dieta de los humanos como nuevos alimentos, pero EFSA todavía no ha autorizado la inclusión de ninguno de ellos.

España, sigue los pasos de la Unión Europea y por tanto tampoco lo ha hecho. Sí que se permite ya, y está regulado, la fabricación de piensos para acuicultura a partir de insectos, siendo el correspondiente Reglamento de aplicación en la Unión Europea y por tanto en España. La importancia radica en que se limita y se detallan muy claramente los productos que pueden servir como alimento a los insectos destinados para tal fin. Puedes encontrar información ampliada de la legislación en este enlace.

También te puede interesar:

Alimentos autorizados para insectos de granja
Ver artículo

Esperamos que este artículo haya podido ayudarte a entender un poco mejor el concepto de la bioconversidad.

Comparte este artículo

Contacta con Proteinsecta
Contacta con Proteinsecta

Comprobando email en la base de datos

Información básica sobre protección de datos:
Responsable: PROTEINSECTA S.L.; Finalidad para la que se recogen los datos: Envío de información solicitada. Legitimación: Envío de artículos del blog. Destinatarios: PROTEINSECTA S.L. como único destinatario. Derechos de los usuarios: derecho a solicitar, entre otros, la limitación, rectificación o supresión de tus datos. Saber más.

Acepto ceder mis datos con la finalidad de poder recibir respuesta a la información solicitada. También puedes obtener mas información en nuestra Política de Privacidad

Acepto la política de privacidad, con la finalidad de envío de información comercial de PROTEINSECTA S.L.(opcional)

¡Atención!, su email ya existe en nuestra base de datos. Si tiene alguna duda debe contactar enviando un email a:

administracion@proteinsecta.es

Cerrar